2 ene. 2015

Especulando

Probablemente te aburriste de mis ojos hinchados,
de mis manos abiertas añorando tu abrazo;
tal vez te cansaron mis cuerdas vocales valientes
gritoneando tu nombre cada 5 minutos.

Es factible, quizás, que mi enamoramiento gigante
hiciera de mí una pequeñez invisible
y así, en microscopio,
es bastante posible
que dijeras adiós a tal intenso trabajo.

O a veces lo pienso
y me hace sentido
el creer que te fuiste
por mis besos continuos
(o las risas constantes)
(o el proyecto infalible)

y que así decidiste
cerrar la puerta al destino,
posponer la llegada de tu amorparasiempre,
evitar el inicio de ese hermoso camino
que partía contigo
y terminaba conmigo.

Sí, eso debe haber sido.



Janiamjoum!

Recibe actualizaciones de este blog en tu mail!