1 nov. 2011

Todas esas cosas 13




Su hijo no va a pasar de curso porque Ud. no duerma en la noche.

Fumarse 8 puchos no le va a pagar los intereses de la Presto.

El avión no va a dejar de caerse si Ud. tiene la guata apretada.

Comerse las uñas no va a hacer que le vaya mejor en su entrevista de trabajo.



Todas esas cosas que a uno siempre se le olvidan.
(Y que ponen en duda la eficacia del Armonyl)


VIAJAR | 5 razones para ir a la Isla de Pascua



1. ¿Chilenos? Se dice que el chileno es deshonesto, entonces ahí claramente el pascuense no es chileno. La gente es honesta a más no poder, servicial y generosa. Mi amiga perdió su banano entero, billetera y mp3 incluídos, y lo recuperó (gracias al aviso que nos dejaron dar en la radio) intacto, al día siguiente.



2. La energía. No es mito; hay una cosa energética rara en la Isla. Yo soy dormilona, me gusta comer, y podría pasar mi vida entera igual que un gato frente a un televisor. Allá en cambio con 4 horas de sueño, se puede cocinar, pasear, tomar sol, limpiar, ensayar pa la Tapati, caminar, carretear; y comiendo bastante poco. A todas nos encontraron flacas en el aeropuerto. Un poquito más caro que un gimnasio, pero vale la pena =)

3. El paisaje. Da lo mismo donde usted vaya, el paisaje siempre es cuático. No hay que ponerse exquisito y esperar ver arquitectura ondera y limpieza en todas partes -porque así no es-; pero todo eso se compensa con lugares como el Rano Kau (de la foto de arriba), Anakena, las cuevas y un cielo siempre azul.

4. Iorana, amigo. Si Ud. se fascina con otras culturas igual que yo, this is the place. Es una delicia escuchar un idioma diferente intercalado con castellano. (El castellano con acento, eso sí, forma más parte de las razones para no ir a la Isla). Mucho más delicioso es ensayar para la Tapati. La música, el baile, increíbles. Lejos la mejor experiencia del viaje.

5. El moái. Señor don Moái, con mayúscula y todo, porque chuuu, le inspiran el respeto. Es cuático cómo uno camina como agachado cerca de ellos. No sé si será lo gigantescos, lo antiguos, lo pesados o lo misteriosos. La cuestión es que valen la pena. Aproveche de ver el amanecer en los 15 moáis de Tongariki.

Amanecer en los 15 moáis.





Pero no todo es bueno. Las 5 razones para no ir, acá.

VIAJAR | 5 razones para no ir a la Isla de Pascua


1. El costo 'e la vida sube otra vez. Si usted está acostumbrado al Combo Vampiro de 2 lucas la Copec, a la hamburguesa de $590 del McDonalds o al nutritivo completo vaquero del Doggi's por $490, no vaya la Isla de Pascua. Su bolsillo no está preparado para la hazaña de pagar $1350 por una bolsita de mermelada o $1800 por 200 eme-ele de té verde. Ni menos las 2 lucas doscientos del kilo de pan. Por el precio de una once allá, usted se manda 10 McFiestas acá.

2. La conversación. ¿Usted es romántico/a? ¿Le gusta la poesía, la filosofía, busca la explicación a la creación del mundo, la razón de nuestra existencia? ¿Disfruta una conversación de vastas profundidades? Quédese en Santiago. Eso de que Chile es país de poetas claramente se estableció antes de 1888.


3. Las cocalecas están por todos lados. Si ya ver una cucaracha es bastante cerdo, ver una voladora, no sé cómo explicarlo. Si usted le tiene miedo al bicho en general, no vaya a la Isla. O cómprese mucho OFF! (pero ojo que el repelente no implica que se hagan invisibles o impisables - crunch!)

4. La playa pero no. Si su vacación ideal es la playa, entonces no se entusiasme tanto. La isla es, efectivamente, una isla, y está rodeada de mar. Pero eso no quiere decir que esté rodeada de playas. Las únicas dos que según yo valen la pena son Anakena y Ovahe. Maravillosas, sí, pero sólo esas dos y bien alejadas del centro.

5. Lo justo y necesario. Váyase con la idea de que Rapa Nui es un lugar de vacaciones. No se proyecte más de la cuenta. Con una semana va a estar perfect, mucha internación puede matarle la magia. Tal como uno no se mete tras bambalinas en una obra de teatro, la isla necesita que su backstage no sea transgredido.

Gente no feliz en Rapa Nui.
Pero no todo es malo. Las 5 razones para sí ir, acá.

Janiamjoum!

Recibe actualizaciones de este blog en tu mail!