5 dic. 2018

Igualismo


He tenido la discusión constante de por qué se llama feminismo (y no igualismo) desde más o menos el 2011. Mucha gente pareciera no comprender que algo que busque la igualdad parezca sólo concentrarse en un lado.




La primera razón es la más sencilla y obvia: cuando existe un grupo oprimido, la forma de liberarlo de esa opresión es centrándose en él. No puedo lograr la equidad entre el hombre blanco y el esclavo si no me enfoco en liberar al esclavo. No puedo conseguir igualdad entre un homosexual y un heterosexual si no me preocupo de que el homosexual pueda salir a la calle sin que lo maten a golpes. Es tan sencillo como: para emparejar la cancha hay que arreglar el lado donde están los baches.




La segunda razón, y que es la que a mí al menos me parece más lógica es que se llama FEMINISMO porque busca devolverle la dignidad a lo femenino. Y lo femenino no es una cualidad exclusiva de la mujer.




Por siglos, la sensibilidad, la suavidad, la demostración de emociones, el cuidado de otros, la empatía, la preocupación por los detalles, la delicadeza, el pedir ayuda, la pasividad, el diálogo, han sido despojados absolutamente de dignidad. "Eso es cosa de mujeres", dicen. Y con ello dicen, implícitamente, que al nacer mujeres, tengamos o no esos atributos desarrollados, somos de segunda categoría. Y a la vez, el hombre que ose mostrar alguna de estas características es "raro" o simplemente "poco hombre". Es decir, lo femenino es simplemente inválido.




Entonces, con estos preconceptos, todos, hombres y mujeres, somos infelices. Mujeres porque esas características "tan nuestras" son relegadas, y hombres porque crecen creyendo que mostrar cualquier característica femenina les quita validez como hombres, y al final, como seres humanos.




Se llama feminismo porque es LO FEMENINO, tanto de hombres como mujeres, lo que ha sido pisoteado, escupido y castigado por siglos. Se llama feminismo porque queremos redignificar el diálogo, la pasividad, la empatía, la validación de emociones. Se llama feminismo porque queremos que todos, hombres, mujeres y cualquier otra categoría no binaria, seamos más felices.

8 jun. 2018

ELLAS NO ME REPRESENTAN

Amigas,

Me parece muy respetable que sientan que estos movimientos no las representen. Hay muchas opciones para ustedes:

-Tienen libertad absoluta de salir a la calle a representarse como les parezca más adecuado.

-Cuando se logren los cambios que se persiguen, tienen libertad de autoexcluirse también de esos "beneficios". Ya que no las representan, me imagino que tampoco quieren ser receptoras de los resultados de estos movimientos.

-Tienen la libertad de seguir sentadas frente a Facebook alegando por la forma en que otras mujeres luchan por sus derechos. Yo no muevo la raja, así que yo al menos les agradezco, las aplaudo y ni cagando soy tan patuda de alegar porque otra mujer hace con su cuerpo lo que ella quiere, para, más encima, lograr cambios que para mí serán buenos.

-Tienen la libertad de bajarse del autito una vez en la vida o caminar 15 cuadras para llegar a la pega, o moverse en comunas distintas a Providencia, Las Condes, Vitacura o Lo Barnechea. Tal vez ahí comprueben que efectivamente estas chiquillas no las representan porque ustedes NUNCA EN LA VIDA HAN ESTADO EN SUS ZAPATOS. El "mi reina" que les dice el casero de la verdulería una vez a la semana no tiene nada que ver con la obscenidad que se escucha a diario en el metro, la calle o la micro.

-Tienen libertad de seguir recibiendo flores, chocolates, de seguir yendo a misa, de seguir depilándose, tiñéndose el pelo, vistiendo a su niñita de rosado. NADIE LAS OBLIGA A NADA.

Estas niñas a poto pelao buscan libertad para ellas y para ustedes. Para que ustedes puedan taparse el poto y para que ellas se lo puedan destapar. Son ustedes las que quieren coartarles las libertades a ellas. Ustedes no las representan.


21 may. 2018

Oriana Marzoli

La Oriana Marzoli wevea y wevea, te grita que erís gorda, que erís inmoral, que erís flojo. Te dice que cerrís las piernas, que no mostrís las pechugas, que no seai bailarín, que erís depravado porque te enamoraste de un hombre. Te grita desde su palacio que erís terrorista, y que está bien que te maten y te torturen, y que querís todo gratis, que pa tener cosas hay que trabajar. Te recuerda que no la representas porque eres indigna y en cambio ella sí se respeta (porque su cuerpo es de todos menos de ella). Te pregunta por qué hablamos de las torturas de Pinochet si eso pasó hace tanto, pero aclara que no hay que olvidarse de las colas de Allende. Te dice delincuente, negro curiche, indio de mierda, cara de nana. La Oriana te grita que volvai a tu país, que si te violaron es por tu culpa, que Dios no te quiere. Pero la Oriana sólo grita, la Oriana no se ensucia las manos porque las Orianas jamás se ensucian las manos.

Y de repente uno se apesta de tanto weveo, y agarra a la Oriana del pelo pa que se quede callada, y la Oriana se pone a llorar, y te dice que erís intolerante, agresivo y violento. Y que así son todos los que están en contra de la Oriana. Pobre Oriana.




Janiamjoum!

Recibe actualizaciones de este blog en tu mail!