17 jul. 2013

Intercambio

Vuelve hacia mí tus ojeras,
dame tu transpiración embotellada.
Te quiero libre,
te quiero suelta.

Déjame succionar tus calambres,
invítame a tu columna hecha pebre,
soplaré en tu oído para acallar los timbres.

Te cambio tus huesos raídos
por mis proyectos jóvenes,
entrégame tu insomnio maldito
y te doy mis sueños guaguas.

Pongamos en una bolsa cada uno de tus llantos
(y la llenamos luego con tus temores y fobias)
hacemos un trueque sano
y pedimos un par de estrellas.

Te ofrezco mi piel lozana
a cambio de tu gastritis.
Si me das de tu paciencia, de tus letras, de tu fuerza,
yo te convido parte buena de mi conocimiento de Windows.

Te presto mis piernas lindas
si masajeo tus pies cansados.
Podemos partir mis labios
y hacemos 2 nuevos pares.

Me quedo con mi laringe
(ésa no te la doy por nada)
y tampoco compartiremos mis extremas mucosidades.

Hazme dueña del crujir de tus rodillas;
quiero tener conmigo cada una de tus frustraciones,
líbrate de las deudas, yo te las cuido todas.

Troca sin duda alguna
tu olvidadez por mi morado,
déjame darle cuerda a tu reloj despertador
y entrégame con firmeza
(en una caja de ésas más buenas)
tu decepción
tu viudez
tu soledad
que yo las mato.

octubre 2006



No hay comentarios.:

Janiamjoum!

Recibe actualizaciones de este blog en tu mail!